Los empleados con CERO talento

Los empleados con CERO talento es un término que encontré en una imagen que compartió uno de mis cantantes favoritos y también un colega, Stephen Christian y dicha imagen la pueden ver aquí: https://www.instagram.com/p/BLHiTjijEG4/?taken-by=christianmusic

Hace referencia a características que como persona te pueden llevar a ser un gran elemento para la empresa en la que trabajas y se tratan de 10 puntos clave para tener éxito en tu vida, tanto personal como profesional.

Hablemos un poco de estos puntos y su importancia para ser un elemento con gran peso dentro de una empresa.

¿Cómo identificar a un empleado con CERO talento?

Este tipo de empleados se caracteriza por:

  • Llegar a tiempo: La mayoría de los mexicanos tiene por costumbre salir tarde, la excusa es “ya estoy por llegar”, cuando la realidad es que apenas te vas a meter a bañar. En una empresa siempre será bien visto el empleado que es puntual, generando buen historial para algún ascenso, bonos de puntualidad, etc.
  • Ética profesional: Se trata del buen uso de criterios y principios en tu actividad profesional. Debes estar preparado profesionalmente y además mostrar que eres una persona con criterio, culta y de mente abierta. Es la capacidad de hacer un buen uso de tu profesión y de ser responsable en actividades sociales que tu vida profesional demande.
  • Esfuerzo: No se trata de solo asistir a la empresa por cumplir tu horario, si te esmeras por dar más allá de tu 100% en tu trabajo te vuelves el personal con mayor talento y quiere decir que te pones la camiseta, lo cual será bien recibido por los altos mandos.

  • Lenguaje corporal: Este punto clave, ya que es la forma en que los demás van a comenzar a decodificar mensajes de tu persona. Un ejemplo es cuando te atiende el empleado con cara de molestia y que estaba bostezando justo cuando pasaste… ¿Qué piensas de él? Por lo general pensamos “si no le gusta lo que hace, mejor que se busque otro trabajo”. Si eso pensamos como clientes imagina que pueden llegar a pensar los superiores o compañeros de trabajo.
  • Energía: Se relaciona al punto anterior, pues este empleado es visto como un elemento que brinda a los demás entusiasmo por generar más oportunidades y resultados favorables. Puede generar que te promuevan o que te pongan a cargo de algún proyecto.
¿Qué necesito para ser parte de estos empleados con CERO talento?
  • Actitud: La forma en que logras resolver problemas que se presentan diariamente. Es decir, es la persona que va a destacar lo bueno y positivo en su empleo, logrando que el clima laboral sea favorable.
  • Pasión: Los altos mandos lo ven como una fidelidad a la institución y compromiso, por lo que si demuestras amor, compromiso y responsabilidad tendrás mejores resultados y verás recompensado tu labor con un compromiso y lealtad correspondido.

  • Disposición por aprender: Alguien que le gusta lo que hace siempre quiere seguir mejorando, ¿Y cómo lo logramos? Hay que seguir aprendiendo.

Debemos refinar nuestras capacidades analíticas para poder sacar provecho de toda la información y situaciones que se presentan. Debemos estar dispuestos a ser eternos aprendices, saber a pedir ayuda y tener mente abierta.

  • Siempre dar un extra: No ser conformista con las labores de tu puesto. Me ha tocado escuchar a compañeros decir “Eso no tengo que hacerlo, para eso está fulano, ese es su trabajo”. ¿De verdad se te va a caer la mano por no hacer una tarea que perfectamente puedes apoyar a realizar? Si realmente quieres ser un empleado con CERO talento debes estar consciente de que la respuesta es el trabajo en equipo.

Cada uno de los empleados aporta algo diferente, son importantes para obtener objetivos y buenos resultados. La diferencia es si eres un empleado “especial” que no puede apoyar a realizar “la obligación de otro” o eres un empleado con CERO talento, dispuesto a realizar tareas que van más allá de sus labores.

  • Estar preparado: Sí, para lo que sea que tu empleo te exija, sean campañas, crisis, ventas, capacitaciones o simplemente problemáticas diarias como falta de luz, falta de personal, entre otros.
Entonces, ¿Tú qué tipo de empleado eres?

Como puedes darte cuenta, estos puntos van relacionándose unos con otros y forman parte de las características de un empleado que está comprometido con su profesión, puesto y empresa.

No se trata de un trabajador que tiene los conocimientos para desempeñar un puesto, si no de un trabajador que tiene vocación, se apasiona por lo que realiza diariamente en su lugar de trabajo.

Simplemente es uno de los empleados con CERO talento, de esos que se convierten en los mejores empleados que las empresas buscan tener.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *